La Ayahuasca se convierte en mota en doto el mundo y también en México

La Ayahuasca es utilizada como medicina, como purificador y como maestra. Se le denomina doctora porque cura; Maestra porque enseña, y Madre porque guía. Da Poder, Saber y Visión. Esta sustancia natural se ha convertido en una moda en todo el mundo y muchos la utilizan para bien y otros como drogas, en México se hace cada vez más popular.

Las propiedades medicinales de la Ayahuasca no son sólo en el ámbito espiritual, sino también en el físico. Existen requisitos previos antes de su ingestión, como la preparación mental, física, emocional y espiritual. La dieta es indispensable: se debe permanecer en ayuno al menos 24 horas antes de la ceremonia, es importante que el estómago esté libre de comida pues los vómitos son frecuentes. No se debe consumir licor, drogas, picantes, ni tener sexo con un mínimo de siete días de antelación a la ceremonia.

La Ayahuasca te lleva a su mundo mágico. Te da lo que tiene que darte, te enseña lo que tiene que enseñarte, te cura lo que tiene que curar. La Ayahuasca no es una mera reacción química sino una reacción mágica. Para ser entendida primero se tiene que aprender a sentir su dimensión, y como dicen los guias, usando el corazón y no la cabeza. Cada experiencia con ayahuasca es distinta.

Nadie se muere por tomar Ayahuasca pero… Hay que tomar precauciones y no dejarse llevar por la curiosidad o las exageradas virtudes que algunos le otorgan a estas prácticas, ya que cada persona tiene su propia experiencia con ayahuasca.

Esta es una forma de preparación:

Se colecta la liana Ayahuasca, así como hojas de un arbusto llamado Chacruna. Estas dos plantas deben ser colectadas en luna llena, por la mañana y quien la recoge debe estar en ayunas. Se requiere 10 kilos de Ayahuasca. Se limpia la corteza y se procede a chancarla para que esté más suave al momento de cocinarla, se agrega un kilo de Chacruna; también se puede agregar las hojas de Datura spp, planta conocida en la Amazonia como floripondio o toe. Además, se puede agregar tabaco y hojas de coca. Se hace hervir unas 12 horas, en unos 50 libros de agua. El proceso de preparación de la bebida está centrado en los cánticos chamanicos conocidos en la Amazonia como Icaros, así como en soplos con tabaco. Ambos son invocaciones al espíritu de la Ayahuasca y a los de la naturaleza y, como señalan los chamanes, los ícaros son la fuerza que se agrega a la bebida.

Ojo el decir chaman no signada que sea hechicero de lo ocultismo o de satanás, es un guía espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.